APOSTILLAS PARTE I ( Los hermanos Grim- De Sepúlbeda y D. Aparaín.)

CAÑO MAESTRO- Dícese de la cloaca principal de los antiguos sistemas de saneamiento urbano, muy codiciado por los vagabundos con deseos de afincarse definitivamente en algún sitio y comenzar una vida nueva.
CHANCHO- Porcino, cerdo, inmundo. Se aplica también en los países del cono sur americano para nombrar al puerco, pero sin ánimo ofensivo. Se asocia a la felicidad en su expresión más telúrica:” feliz como chancho en el barro”.
CHIMICHURRI- Los ingleses, etnia desaforadamente exótica y peleada a muerte con cualquier sensatez gastronómica, rocían de una salsa nauseabunda todo lo que ingieren y le llaman “curry”. Alguna vez, un inglés dotado del mismo semblante intelectual del príncipe Carlos, decidió con la perfidia que los caracteriza, malograr, desperdiciar, pudrir un maravilloso trozo de carne argentina, y para ello ordenó “give me a curry” al gaucho más cercano. Éste, más concentrado en putear al inglés que en cumplir con el pedido, fue hasta el parrillero y le dijo: y el boludo ese quiere algo raro, quimicurri creo que se llama. El parrillero, hombre contemplativo y profundo como lo son todos aquellos que consagran sus vidas al sacerdocio del asado, echó mano a sus elementos de alquimista, y en una botella mezcló aceite, vinagre, sal, pimienta negra, orégano y unos granitos de pimienta de cayena. Luego entregó la botella al gaucho y soltó al viento de la pampa su mesurado consejo: llévale el chimichurri y que se deje de hinchar las bolas ese coso”.
CHINCHULÍN- Víscera de animal cuadrúpedo y mamífero no doméstico, muy codiciada en los asados criollos por los habitantes del Sur de América, que suele provocar náuseas, autos de fe, contracciones culturales y dolores de cabeza a los extranjeros, luego que alguien comete la estupidez de decirles qué comieron.
GATO FÉLIX- Personaje de la mitología latinoamericana que, como el Ave Fénix, renace de las cenizas. Los europeos suelen criticar que el Gato Félix renazca de las cenizas en las sagas latinoamericanas, y ven esto como una muestra de desdén o incomprensión, de la misma manera que, cuando un latinoamericano cita la famosa “espada de Pericles”, de inmediato lo corrigen indicando que el de la espada era Damocles, sin detenerse a pensar que en aquellos tiempos todo el mundo iba armado.
GOMINA- Gelatina obtenida normalmente del membrillo y que, con agua y unas gotitas de lavanda se transforma en un estupendo fijador de cabello. La gomina como icono cultural latinoamericano está indisolublemente ligada a la figura de Carlitos Gardel. El tango Te acordás hermano insinúa que “los muchachos de antes no usaban gomina” pero no es más que un rumor irresponsable.
GUANACO- Camélido andino de aspecto bonachón debido a sus pestañas rizadas que, no obstante lo anterior, esconde un rencor milenario que soluciona escupiendo a quien se le acerque.
LINYERA- Es como el “bichicome”, aunque algo más negligente en su manera de llevr el smoking.
MINA- Sinónimo de mujer en e cono sur de América. Esencialmente alude a la mujer del prójimo. En el caso del hablar chileno la palabra tiene interesantes connotaciones históricas y que se relacionan con la minería. Sabido es que los españoles que cruzaron el desierto de Atacama y se metieron en Chile en 1542, iban en busca de minas de oro y plata. No las encontraron, pero a sus descendientes les quedó la frustración convertida en obsesión. De tal manera que, cuando un chileno ve pasar una mujer bella, de andar incendiario, de inmediato se retrotrae a la génesis de la conquista y ve El Dorado. Ve una mina de oro y de plata, inalcanzable, inconquistable, así que murmura “esa es una Mina”, y de inmediato cae en el pozo de la euforia depresiva que hace de los chilenos un pueblo muy alegre.
ÑANDU- Avestruz frecuente en Argentina, Uruguay y sur de Brasil. Son más pequeñas que sus congéneres africanas, aunque sus pestañas son más largas y mejor rizadas. Sus huevos suelen pesar entre mil y mil quinientos gramos. Ver a un ñandú hembra poner un huevo es lago que parte el alma.
PETISO- Hombre bajito de estatura, pero algo más grande que un enano. Enano grande, según los enanos.
SOPAPO- Golpe dado con el torso o palma de la mano, es optativo pues lo que importa es que duela.
VICUÑA- Camélido andino que escupe como el guanaco, aunque con cierta elegancia, debido tal vez a al altanería de saberse forrado en una lana finísima.
VIEJO CHOTO- Expresión peyorativa con que se califica a un anciano que ha cometido estupideces e hijoputadas durante toda su vida y que todavía insiste en caer simpático a todo el mundo.
COSO-  Masculino de "cosa" voz peyorativa que en algunos puntos del Sur de América, se designa al sujeto que no sirve absolutamente para nada. Por ejemplo cuando pasa un ex presidente por la calle :"Miren, ahí va el coso ese..."

2 comentarios:

Zully dijo...

Jorge: IMPECABLE¡¡¡ como no podía ser de otra manera, lo disfruté a mandíbula partida. Lo del huevo del ñandú genial¡¡¡ y lo de "viejo choto" te juro que lo vivo diciendoooooooo, jajajajjaja. En fin, idiosincracias latinas, pero qué bien suenan¡¡
Un besote para uds. por ahí¡¡¡

Jorge ABEEL dijo...

Yo me quedo pensando dónde encontrar nuevas definiciones con ese perfil tan caracteristico, que reconforta tanto al leer, en cuanto al "viejo choto" coincido contigo, y pienso que tiene tanto de cierto que lo hace a uno recapacitar, y escudriñar un poco en la sociologia humana, y bueno todas esas ciencias que se relacionan con nuestra estampa humana, yo llegaré a viejo, me debato entre viejo choto y viejo loco, optaré por el último mal, del cual ya me dicen que tengo algunos caracteres, yo te cuento a ti que es porque no me conocen como debieran...jajaja. Besos.