JUEGOS SOBRE LA VEREDA



El tiempo ha transcurrido, como máquina en las vías, adosadas, clavadas, por estrellas y fuerzas oscuras, queda una estela, tras el movimiento impulsado por las ansias, necesidad, humo humano. Aquellos tiempos de juegos niños, futbol callejero, trompos y bolitas, y el siempre esperado grito y rezongo del vecino de turno, descargando en el juego limpio, sus impúdicas y frustradas vivencias tras sus puertas, tras su covacha, quizás plagadas de golpizas, insultos, murmuraciones al prójimo y delitos nunca descubiertos. Si hoy me he vuelto un adulto, los niños corren por mi vereda, apedrean mi techo, golpea su balón sobre paredes y puerta, bicicletas, patinetas, se sientan en mi garaje con las computadoras del plan ceibal, ya que estoy cerca de una escuela, por aquello de la señal satelital, suelo prestarles mi play 2 con las recomendaciones del caso, y estoy feliz de que corran por la vereda. Sin saberlo yo quise ser adulto para correr, echar a los adultos de mi vereda, he corrido a varias viejas que se ponen a chusmear a viva voz, tipos que se sientan en los cordones, los que llaman a la puerta media hora sin irse hasta que los atiendas,( no hablo de cobradores claro, pero si así fuera es lo mismo) otros seres llamados humanos que husmean en su paso por ventanas, siempre he dicho que las ventanas son para mirar desde adentro hacia fuera, he tenido que acondicionar dicha vía peatonal y hacer de inspector recio de tránsito con adultos que suben en moto por la misma, un sin fin de lo que llamamos paradas de carro. He visto la cobardía, mezquindad de los adultos en un simple proceder de sus pasos sobre las baldosas, donde tienen el tupé de retar a un niño que les juega frente a sus fincas, pero para con un adulto no tienen las agallas de echarlo, aunque estén de gran juerga y relajos, eso es el humano pueblerino un humo, producto de la quema de su egoísta ansia y necesidad. Claro se imaginaran que cuando un adulto “barriero” quiere herirme lo primero que se le viene es: A usted nadie lo quiere en el barrio. Claro me quedo mudo ante simpática ignorancia, los niños se hacen adultos… que tristeza cuando olvidan su niñez y dejan de aplicarla en su andar ya adulterado por un tipo de convivencia social dirigida por no sé que coordenadas que habilitan para eludir los principios idealistas, claro esto resultaría un temible adversario al presente cretino que ostenta la sociedad en su gran mayoría. Parecen olvidar los hombres que el hijo de un vecino, mañana ya adulto, puede salvar la vida de su hijo, o arruinársela, como van haciendo muchos ya por las calles, la viveza criolla ha hecho de esta sociedad un eterno entorno subdesarrollado, lo curioso es que el “vivo” éste adulto, no es considerado un delincuente, no reflejan su niñez y juventud junto a los muros que pasan, solo su teatral vivir.

                                                         jorge Abeel

9 comentarios:

Fabián Muniz Umpiérrez dijo...

Este texto me hizo recordar a uno de los juegos que yo practicaba en mi infancia: yo vivía en un edificio en Montevideo y con mi hermano, luego de almorzar (ya que nunca dormíamos siesta), nos íbamos a hablar con el portero y nos sentábamos en un sillón de espera que había en el Hall y nos reíamos de las personas que pasaban, buscándoles defectos. No era con maldad, pero en la mente de un niño que no tiene estructuradas las reglas sociales, no parece algo malo. Creo que en ese sentido es vital convertirse en adulto: no se puede, ni se debe, ser un niño eterno; con todo lo que ello implica.

"siempre he dicho que las ventanas son para mirar desde adentro hacia fuera"

Cité este fragmento por su polisemia y porque lo considero profundo y genial!!!

Abrazo!!!
A.A

Anónimo dijo...

Quizás sea una audacia de mi parte realizar comentarios ante estos grandes escritores, que ocultos en su mundo de palabras, brillo y contraste, pintan la realidad que si bien todas las personas se podrían dar cuenta, en este nivel daría lugar a que se entienda dependiendo del estado de cada una en tal momento.
SIGUIENDO CON LO PUBLICADO POR EL AMIGO Jorge ABEEL, es verdad y gran observación, creo que entiendo el porqué de la misma, porque el enfoque más bien la calentura que esos viejos se metan con los indefensos niños, es verdad que se va perdiendo al llegar a una etapa de la vida el niño que se fue, pero estoy convencido de que es necesario que eso ocurra ya que si no fuera así no sería capaz de vivir en este mudo.
Claro que no pienso que este mundo sea horrible sino que es muy competitivo, aparte de llevar una mezcla de tantos sentimientos que solo podrían estar en lo que se llama mundo (lo tomo como un frasco gigante y resistente), un recipiente que puede mantener una armonía de estos relieves, jeje. Sería como nadar contra la corriente, es más que dar la otra mejilla, porque no acompañaría el compa, algo así como que si la naturaleza que nunca deja de cambiar (ante las equivocaciones y aciertos del hombre) no lo hiciera, digo reflexionando, ¡la naturaleza cambia para adaptarse! nosotros estamos cantado que también, por lo tanto ese es mi punto de vista ante la visión del adulto y el niño.
Con respecto a lo de los adultos que hacen jolgorio(termino mío de fiesta jaja) en la vereda de la casa, no sería miedo de decirle algo a los adultos, sino que puede ser que es la edad que mas próxima vivieron tales adultos (dueños de esas veredas) por eso comprenden y no los molestan, en cambio de cuando eran niños no recuerdan mucho o nada, ya que es algo que como la mente no lo utiliza a diario, lo va descartando hasta olvidarlo por completo, cuando mucho se pueden acordar que eran muy inocentes tanto que no sabían lo que estaba bien y mal, por eso se verán con la obligación de imponérseles y enseñarles.
Bueno la verdad que me encanto tu punto de vista y como se que te gusta otras opiniones doy la mía, saludos y que sigas con esto de la escritura yo voy a seguir husmeando.
Saluda a usted atentamente Mario Lima.

Jorge ABEEL dijo...

FABIÁN Y MARIO. Yo tengo una visión de la realidad que es obvio que nunca puede y será completa, será por eso que el hombre vive en sociedad, buscando en conjunto completar esa realidad, tengo un gran espíritu en contemplar las posiciones ajenas, se van sumando al poder “catártico” en ese camino de purificar los afectos hacia los demás, a veces me cuesta y me salgo de los estribos hacia el trato con mis semejantes, así que voy en busca del equilibrio y el reposo de mi personalidad, mi juicio es por lo general crítico y no contemplativo hacia la sociedad de los hombres, a modo de ejemplo hace breves minutos frente a la pantalla del mundo, esa caja negra y boba que llamamos tv, anuncian en un Informativo, que hay víctimas en un terremoto, mientras abajo ponen subtítulos de resultados futbolísticos, y enganchan con un programa de bailantas y juerga, claro la función hipócrita debe continuar, el hombre sigue su instinto de juego, y si el hombre no se planta frente al mundo, desde las cosas más sencillas, de una forma ética y moralmente acorde ante una realidad (realidad de sus pensamientos, sentimientos y proceder) que sobre todo evita, nunca el mundo tendrá consistencia propia, porque hasta los gobiernos se mueven por intereses básicos, para solo “matar el hambre”. Mas, con pequeñas obras de caridad, siempre maquillamos nuestra pobreza cierta, viviendo de accidentes en accidentes, si bien es cierto que los adultos tienen una perspectiva diferente a las de un niño, mi punto de vista es que aquella perspectiva está sumida en el absurdo, porque acepta hechos como normales, cuando no lo son, porque ha hecho la costumbre su muy buen trabajo, en la razón y en el espíritu del hombre, por lo tanto si no hay una rebelión, desde el espíritu del hombre hacia el verdadero bien, habrán en los barrios gentes tan mediocres, como en los gobiernos (encontré a un político amigo, me dijo que estaba feliz, le pregunté por qué, me dijo: hace tres horas que no miento). En definitiva son los adultos quienes han contaminado el mundo de los jóvenes, y luego les renegamos de cómo son y actúan con el legado fantástico que le vamos dejando. Armas, drogas, prostitución, películas enfermizas, ya hemos podrido todo a nuestro alrededor, que hasta en los dibujitos animados, instalamos la basura etc etc, es producto del adulto, y el vecinito que parece tan “moralito”, ante una circunstancia que tiene que testificar, el pobrecito nunca vio nada, etc etc, claro estaría con Momo en la joda más larga y ridícula del mundo, estoy criticando la actitud del hombre, es decir mi propia actitud, ya que según algún eslogan filosófico, tendría conciencia de mi mismo, y eso me dice que no debo ser muy diferente a los demás, pero qué ganas de ser diferente a las malas actitudes que tengo. Los hechos valen, pero también las palabras…Gracias por andar por aquí con vuestras perspectivas de las cosas, dado que siempre aportan un sentido, diría yo más lógico y con los pies más en el suelo, y se puede así redondear y darle un mejor sentido a lo que queremos clarificar. Saludos. jorge

zocaloca dijo...

Si se toco la miseria en el tema de mi texto, se hablaba de la qe proviene de alma, sin tocar en lo más mínimo lo material. Y hablándo de lágrimas no me gustó para nada eso de " En cuanto a lágrimas fingidas, hay un sexo llamado femenino, que a veces parecen actuar". Yo soy mujer, te digo, y no lloro por actuar, es más, no lloro si la situación no me desborda, y mientras pueda hacerlo en el más completo silencio mejor. No creo qe este bien meter a todas las mujeres en la misma bolsa.
Y lo de la música te digo qe ni yo sé como lo hice.. bah,seguí las instrucciones varias veces hasta qe me salió, es el único consejo qe te puedo dar. Aunqe qiero acotar algo más, si qerés encontrar a una persona diferente en mi blog no vas a poder hacerlo, porqe no puedo ser otra qe yo, y me gusta qe así sea.

Jorge ABEEL dijo...

ZOCALOCA ))))))Para mi no existe la miseria material (lo material no es ni bueno ni malo) lo que quise decir allí, es que el noventa y nueve por ciento de las acciones humanas están ligadas al aspecto material, y estas acciones son dirigidas por el alma, Por tanto el alma se engrandece o empequeñece según hacia dónde se dirige, y pongamos como sendero el alma hacia el amor, que sería lo único sublime y rescatable (dejo de lado todo el amplio espectro hacia lo material, que es éste la base del mundo de hoy), y lo siento decir, pero lo que el hombre llama amor, es apenas un reflejo del AMOR, aquel es un instinto de reproducción, egoísmos, afectos mal entendidos, que tienen hoy amor, y mañana ya odian inclusive (esto se ve en la sociedad “humanizada”) por eso ese tipo de amor se termina, no lo digo yo, es la realidad que veo. Por lo tanto hubo un solo ser que enseñó lo que es el AMOR, y como no hay hombre libre de pecado, solo buscamos el AMOR, sin encontrarlo jamás, por una cuestión lógica que se desprende obviamente. Esto puede traer un aluvión de discrepancias, pero ni un padre ama a sus hijos como los AMA su Creador, y dejo como debe ser, al libre albedrío, de quién o que puede ser ese Creador (por aquello de la libertad filosófica y religiosa) porque el hombre hasta en lo que quiere hacer ver como sublime, está ligado a lo material, y más discrepancias traigo, y digo que la mismísima psiquis del hombre es material (energía). Se van desprendiendo de acuerdo a mi pobre juicio, que nadie conoce su propia ALMA, que nadie conoce su propio AMOR, que nadie se enoje, solo hablo lo que pretendo comprender y entender. Se lleva en sus células un trasfondo MATERIAL (alimentar sentimientos vanos, que es “natural” que existan en nuestra especie, y mirando el mundo, vemos a las anchas que somos vanos, y hemos nublado el espíritu verdadero para lo que fuimos hechos por la tentación de lo superficial y perecedero, somos eso creo precisamente. Por lo tanto alma y materialismo van de la mano y son una misma cosa, digo esto porque la diferencio del ALMA. En definitiva no sé para que me explayo, si yo especifiqué que es en cuanto a lo que se ANHELA, y a mi entender el comentario está sumamente claro, repito lo material no es bueno ni malo, el tema está en lo que le damos al alma cuando despertamos nuestros anhelos y en la clave por cuales optamos. Por eso es mejor ser soberbio que vanidoso, un poco en tono de broma, y así de cada cosa que nos alimentamos debemos disponerle nuestra atención más profunda, y así mismo jamás, veremos nuestra verdadera ALMA. Suelo citar el Evangelio, no como una cuestión religiosa, sino que de allí se puede abstraer un conocimiento según mi opinión muy interesante, y precisamente quienes han desprestigiado tanto conocimiento allí existente es precisamente estas religiones mundanas, TODAS, se le da la espalda pienso a dicho conocimiento porque revela las miserias humanas y nos pone de cara a optar por un cambio más sano, y a los empeños, el hombre suele hacerse el sonso por “conveniencia”. (CONTINUA)

Jorge ABEEL dijo...

Dije por conveniencia, que esta por lo general no empalma con la sabiduría, y a su vez ésta nada tiene que ver con la inteligencia.Y en cuanto al tema de poner a todas las mujeres en una misma bolsa, creo que todo hombre, siempre quiere dejar a una afuera para sí….jajaja, y en cuanto a los llantos fingidos, me refiero a que el hermoso ser femenino, por cuestiones netamente de naturaleza es más sentimental, y este término o sentir, para el suscrito, si bien puedo considerar que es algo loable, está fuera de moda, porque el ser humano en su recia y estúpida escalada, deja de lado muchas veces sus sentimientos hasta para lograr el trabajo o tarea que ha de desempeñar en la vida, por lo tanto para mí, los llantos son casi una incoherencia hoy en día, la sociedad a viva voz grita que hay que ser fuerte para lograr sus “éxitos”, por tanto, los llantos son casi una teatralidad para el mundo de hoy, por más que sean ciertos y sentidos, entonces llora la mujer en las paupérrimas comedias “holibudenses”, argentinas, uruguayas, y obviamente que también fuera de éstas, solo para mantener un balance psicológico, por eso digo en el comentario “A VECES”, que no es lo mismo: QUE TODAS O SIEMPRE. Creo haber leído a uno de estos hombres que la sociedad cataloga como entendidos, que el sentimentalismo es perjudicial para el hombre, creo que en parte tiene razón, pero hay veces que hay que llorar. Saludos. Me encantó a mi mismo dejar estas líneas, se han peleado en mí, el alma y el ALMA, el amor y el AMOR, y mi anhelo se tomó de patadas con mi ANHELO, te mando un beso con las palabras en minúsculas, las que están con mayúsculas voy en su búsqueda. En cuanto a ser otra persona, no sé donde fue impreso, me gustaría leer mis propias palabras, ya que no acostumbro a tremendo despropósito, si, SI a muchos otros varios. jorge

Mario dijo...

http://mario-mirandodentro.blogspot.com/ este es mi nuevo espacio jeje

Trenaluna dijo...

bello post Jorge, exacta imagen, preciso comienzo.

Es verdad,los niños se hacen adultos... los adultos que dejan de ser niños se niegan a jugar consigo mismo como absurdos y decrépitos dueños de la pelota... sobrevivir en este mundo puede que tienda a (re)torcer nuestros corazones de niños pero volvernos un corazón retorcido no nos hará más fuertes, sólo más retorcidos... ser guardian de lo sagrado, escudándonos de los que quieren volvernos rebaño reproduciendo mezquindades, es lo que nos hará sino fuertes al menos, humanos, reivindicando la poderosa sensibilidad de esta palabra en estos tiempos tan machacada y ambigua...

Jorge ABEEL dijo...

TRENALUNA<<<Qué corazón de comentario, esa extraña sutileza precisa para ver lo que yo escribo con cierta brutalidad. Si hay acopio de mezquindad en esta sociedad a diestra y siniestra, y siempre aclaro, yo arrastro también algo de esa resaca en esta avenida o aluvión incesante. Cuánto nos cuesta encarar el Evangelio decía un autor por allí, será decía que nos muestra nuestras miserias más animales, y pretextos nacen por doquier a efectos de ocultar el bien que haría del vivir algo mejor, sin tantas necesidades absurdas y egoístas, pero en fin yo de mi parte estoy ya tan lejos en mi mismo de lo casto y puro, será por eso que apreciamos tanto esa niñez de antaño, que a estas alturas, se me hace a veces, que soy un muerto que grito en una caverna de estrellas y grillos, pero que aliento es ver que hay por allí alguna que otra alma interesante, como la tuya y la de algún que otro amigo, que alientan a que no está todo perdido, que se levantarán escuelas para corregir a los mal nacidos… el pueblo implora seguridad, el Estado no haya remedio, no hay botica, no hay frasco que contenga el medicamento, que al hombre vuelva sano y bueno. Nos vemos siempre, siempre…un abrazo.